Las puertas blindadas

por | 20 agosto, 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el interior de las puertas blindadas se colocan un esquema de costillas. A estas se las llama comúnmente  armazón de hierros cruzados. Se encuentran uno al lado del otro hasta formar un esqueleto interior. Estos estarán soldados y ubicados estratégicamente según diseño del fabricante.

En el caso de que tu entrada delantera tiene una puerta hueca, es necesario cambiarla con una blindada. Lo ideal es que esté construida de madera fuerte o metal  y no debe tener ventanas. Éstas vienen reforzadas con barras, de esta manera la puerta no va a ceder a golpes. Aunque pueda parecer exagerado estas puertas se asemejan un poco a las rejas de  alta seguridad  de un bóveda de banco. En cualquier caso, tu dinero estaría mejor invertido y tu tranquilidad sería el valor más importante de esta inversión, para más información consulta a estos cerrajeros.

Revisa  cerraduras y herrajes adecuados:

Con respecto a las cerraduras la mayoría de los especialistas de seguridad en el hogar recomiendan revisar bien los sistemas de cerrojos de la puerta que vayas a instalar. Esto es muy importante, ya que estás haciendo una inversión en la seguridad de tu casa. Por ello,   revisa con detenimiento e investiga las marcas y las características de cada puerta y su equipo de cerrojos y bisagras.

Las puertas varían ampliamente en tipo, calidad y precio; los materiales con los que se recubren las  barras de metal que se enganchan bajo el pomo de la puerta y el soporte en el piso dentro de tu puerta, los pequeños dispositivos portátiles de metal que actúan como un sistema de bloqueo superior de la puerta, y las placas de metal que se rodean el marco de puerta.

A manera de resumen, evalúa bien tu presupuesto. El 65 % de los robos a casas suceden por la puerta principal, así que no es mala idea que comiences a pensar en renovar tu puerta.