Como han cambiado las cosas

por | 20 abril, 2018

Lo que han cambiado las cosas en unos años, creo que no lo tenemos en cuenta, pero la llegada de internet ha sido una auténtica revolución ya no desde el punto de poder encontrar toda la información que quieras, sino desde lo que nos llegan a ofrecer las tiendas online. Y es que cada uno de los sectores que podemos encontrar en el mercado los encontramos allí sumergidos, desde comercios de ropa, de zapatos, perfumerías, tiendas de alimentación, parafarmacias, un mundo lleno de variedad de colorido y el que también entran los desguaces, porque se me olvidaba decir que los desguaces también se han subido al carro online y no dejan a nadie indiferente. Como todos sabemos los tiempos en cuanto a la segunda mano se refiere también ha cambiado, nadie en condiciones normales hace años hubiera comprado nada que estuviera usado, nadie se hubiera conformado con cosas usadas como lo hacemos ahora, pero la crisis hizo que diéramos un giro de trescientos sesenta grados y de que nos encontráramos con soluciones prácticas que no ayudan bastante en nuestro día a día.

Como todos los que tenemos coche sabemos las averías son muy caras, hay quien no puede llegar a pagar las facturas y debe esperar a recaudar el dinero, no sería la primera vez que alguien tiene que dejar su coche en el taller porque no tiene como pagarlo. Pero ahora con la ayuda de los desguaces todo esto es mucho más sencillo, ahora ya no se debe andar preocupado pensando en si los desguaces en san martin de la vega van a tener la pieza que necesitamos, sino que todo es mucho más fácil, ahora ya no hay que perder el tiempo de desguace en desguace, ni tan siquiera ponerse delante del ordenador, ahora tomando unas cañas con los amigos en la terraza de un bar se pude hacer un pedido desde el teléfono móvil, algo que desde luego era impensable hace diez años atrás.

Como vemos no hay necesidad de complicarse la vida, teniendo un teléfono de última generación se tiene un tesoro, ya que gracias también a estos dispositivos podemos ver los catálogos que tienen, rellenar formularios y hacer el pedio, todo con una sola mano y sin salirnos de la conversación en la que estamos. Veis como es verdad que los tiempos han cambiado, solo con este detalle nos damos cuenta de que el cambio ha sido abismal.