¿Qué es una sociedad constituida?

por | 19 diciembre, 2020

La sociedad se basa en las relaciones establecidas en cierto ambiente entre un conjunto de personas, y que pueden ser provocadas por diversas situaciones, en el que se lleva a cabo un negocio.

A continuación, te enseñaremos que es una sociedad constituida y ¿para qué sirven las mismas?

Sociedad Constituida. ¿A qué se refiere?

Se trata de una sociedad mercantil en estado vegetativo, es decir sin ningún tipo de actividad, hasta su adquisición por el comprador, lo que permite a los socios ahorrarse el tiempo y muchos tramites a la hora de querer crear una sociedad en grupo o de manera personal.

La sociedad constituida representa un ahorro en tiempo y dinero para los socios, ya que solo se estaría adquiriendo las participaciones sociales de la sociedad.

¿Para qué sirve una sociedad constituida?

Con la capacidad para empezar las actividades en ella, las sociedades constituidas son perfectas para aquellos compradores que quieren empezar cuanto antes en el mundo empresarial, dándole así lo que más necesitan antes de hacer negocios que es la sociedad.

Ventajas de una sociedad constituida

Confidencialidad en la compra

La compra de una sociedad de este tipo permite que los nuevos socios, es decir sus datos, no sean del dominio público. Los nuevos dueños no quedaran reflejados en la hoja registral, ya que la compraventa de las participaciones no es inscrita en el Registro Mercantil.

Sencillez e Inmediatez al adquirir

Debido a que crear una sociedad desde el inicio toma tiempo y dinero estas ofrecen el ahorro no solo en trámites que pueden durar una infinidad de días, sino también la compra inmediata para empezar a trabajar.

Personalización de la sociedad

La sociedad adquirida ofrece la posibilidad de modificar y adaptar la misma a las necesidades del comprador.

Seguridad

Estas fueron creadas según la ley y se encuentran reconocidas bajo el Real Decreto 1/2010.

Libertad bancaria

Adquirir una sociedad constituida le da al nuevo socio la libertad de actividad en la cuenta bancaria, siendo capaz de iniciar cualquier proceso vinculado con la sociedad desde que se adquiere la misma.

Desembolso del Capital Social

No es necesario el desembolso ya que este ha sido previamente dado cuando se constituyó la sociedad.

En definitiva, la adquisición de una sociedad constituida permite la inmediatez a la hora de empezar la empresa, al ya no tener los gatos de capital, trámites y viajes, e Intra Legem hace que esta sea la opción de muchos para los negocios en conjunto con los socios.