¿Se mantienen las características en una MacBook de segunda mano?

por | 9 agosto, 2018

Algunas personas tienen la duda de si al comprar una MacBook segunda mano esta seguirá teniendo las mismas características que un equipo nuevo y, como cabe esperar, la respuesta es sí totalmente, a pesar de su uso estas conservan sus ventajas.

Lo que se debe tener en cuenta con estos equipos usados es que no existen novedades para ellos, incluso se podría decir que son un poco anticuados con respecto a los modelos mas nuevos, esto se debe a que muchos de sus componentes no pueden ser actualizados.

¿Qué características se mantienen en las MacBook usadas?

Son muchas las características que hacen de las MacBook de segunda mano la mejor opción para aquellos que ya han trabajado con una y que además desean ahorrar un poco en un equipo mucho mas económico, entre las que mantienen están:

*Pantalla: La resolución de estos equipos es de 2304 x 1440 pixeles y es de muy buena calidad, aunque deba ser reemplazada, su pantalla siempre será la de mejor calidad, con un contraste y brillo bastante atrayentes junto con su reproducción.

*Batería: Las baterías de las MacBook siguen siendo muy autónomas, lo mas importante es que el puerto de carga este intacto en el equipo usado y que no se utilice este conectado a la corriente, así se evitan los deterioros comunes y la sobrecarga.

*Teclado y mouse: A menos que el teclado y el mouse hayan recibido alguno daño, estos siempre funcionarán adecuadamente, además podrán ser probados completamente antes de adquirir el producto para verificar su correcto funcionamiento.

*Rendimiento: Al formatear el equipo su rendimiento vuelve a ser tal cual como el de una MacBook nueva, si existían algunos errores en el sistema por el mal uso, estos serán borrados totalmente y el equipo comenzará a funcionar como el primer día.

¿Cuál es el método de trabajo de las tiendas de segunda mano?

Las tiendas como la Manzana Renovada que ofrecen MacBook de segunda mano obtienen equipos de buena calidad a bajos costos, para luego renovarlos o reacondicionarlos y ofrecerles a los interesados equipos de calidad e igualmente a bajos costos.

Una vez llegan los equipos usados a las tiendas de segunda mano los interesados solo deben esperar a que los encargados realicen el proceso de renovación y en pocos días podrán obtener un equipo ya utilizado, pero como si estuviera nuevo de paquete.